VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Thursday, January 11, 2007

Relato: Día de Reyes 1.944

 Dos niños despiertan. Es día de Reyes. Se levantan, abren la puerta despacio, salen, de puntillas, despacito, tic tac el reloj viejo es lo único que se oye, ¡sí!, ¡allí están!
 
 Las manos temblorosas rasgan el papel. No lo rompas, cuchichea la niña. El envoltorio es papel marrón de panadería.
 
 El niño pone en funcionamiento un cochecito fabricado con una caja de zapatos, unas ruedas de madera que hizo papá, y un cordón de saco de patatas.
 
 Espera, le dice la niña, su muñeca Mariona quiere un paseo motorizado. Pesa mucho. ¡No! Mirala. Es blandita, de cartón, pero blandita. Tiene un vestido rosa. ¡Cuidado! Se lo han sujetado con alfileres. No la mojes que se te muere. ¿Va a estar sin lavarse? ¡Tonta! Las muñecas son como los ángeles, no se ensucian.
 
 ¿Y esto qué es? Otra muñeca. No puede ser. ¡Sí! Aquí está la cabeza. ¡No! Lo abrimos.
 
 ¡Qué ricas! Son naranjas. Aquí no tenemos naranjas. ¡Qué bien huelen las navelinas! Ricas, sabrosas, un manjar para la gente del norte.
 
 Los Reyes han sido buenos. Lo piensan. No, no lo han sido. Mira la niña de la farmacéutica: tiene muñecas de verdad, las puede lavar, peinar. Seguro que le hace coletas.
 
 El niño no la escucha; come su naranja manjar y pasea su coche caja de zapatos por encima de la vieja alfombra de la sala.
 
 
Por la escritora Smith: ¡VOTA!



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com