NOVEDADES

Tuesday, May 15, 2007

Relato: Un beso tricolor

 Doña Rafaela abre la ventana y le lanza un beso con su mano arrugada a la bandera tricolor que ondea en el balcón de enfrente. Doña Rafaela tiene ochenta y siete años que los recuerdos dejan en doce cuando mira la bandera. Cierra los ojos y se ve adolescente, con unos libros bajo el brazo camino de la escuela donde ondeaba la misma tela tricolor sobre la puerta principal por la que entraban los alumnos sin el uniforme privado de exclusividad que vestían en el colegio de pago los niños bien.
 
 Doña Rafaela cierra la ventana, y recupera sus ochenta y siete años de viuda que ha secado las lágrimas por el marido fallecido hace siete años. Tararea una canción que ponen mucho en la radio y se prepara un café. Sus días han recobrado una ilusión que no entiende, desde que los inicia con un beso de niña.
 
 La bandera se renueva en otra cuando el tiempo le pasa la factura del desgaste de los días de lluvia mezclados con días soleados sin piedad de telas besadas a distancia. Doña Rafaela no conoce a los vecinos que ponen la bandera o la cambian manteniendo la juventud de la enseña. Sólo conoce y reconoce los tres colores que la saludan con el recuerdo ilusionante, y ella les devuelve el saludo con un beso impulsado por sus dedos vigorosos por la alegría del reencuentro.



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.