VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Friday, December 28, 2007

Navidad en el Palacio del Amor

Querido diario:
 
La Navidad se va y yo sobrevivo a las cenas coronadas por los dulces navideños. Me queda fin de año, pero como que me importa menos una noche de juerga que una noche en la que la familia es la protagonista presente o ausente.
 
La Nochebuena es noche de depresiones, de cabreos callados, de preguntarse qué hago yo en un sitio como éste. No haces nada. Simplemente querrías hacer otra cosa y no la haces porque no puedes hacerla. Todos nos sentimos un poco perdidos los días que rodean al horrible 24. Cruzamos los dedos para que pase otra cena familiar por nuestras vidas lo más pronto posible. Y no hay manera de librarse de ella; tanto da que tengas familia presente o que la tengas ausente o desaparecida en el combate de la vida.
 
Yo sobreviví con mis poesías el 25. Sólo le encuentro sentido a la vida cuando escribo. Un artículo, un relato , mis poesías... son los únicos alicientes que me quedan. También está el reto de mi nuevo proyecto. Otro intento de éxito que va a estrellarse en un fracaso, pero que me hace disfrutar. Lo miro y pienso: si supieran que soy yo...
 
Mi proyecto es la hostia. Tengo que centrarme más en él, dedicarle más tiempo. Miro al personaje creado y me enamoro. Lo odio y lo quiero. Lo amo y lo aborrezco. Tenemos él y yo una relación de pasión sobre un folio doblado que voy torturando con un bolígrafo bic de 25 céntimos.
 
-------------------------
-------------------------
 
Recibo la Navidad
con vestido de gala,
corona de rosas
y manos de escarcha
jugando a me quieres
con la margarita
del ya no me amas.
 
¿Dónde estás, amor,
que ya no me llamas?
 
Mi móvil es tumba
de aquella llamada
perdida en el tiempo
de amor en palacios.
 
Te siento fantasma.
Te siento mirada.
Te siento don Juan,
don Juan el fantasma.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.