VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Saturday, December 22, 2007

Navidad en el Palacio del Amor

Querido diario:

Algunos días, leyendo los comentarios de mis otros blogs, no puedo menos que partirme de risa. Si supieran que soy yo la que mueve los hilos de quienes no existen, o existen como yo quiero que existan... La ignorancia es preciosa. Una persona que ignora la verdad es feliz. Sólo hay que mirar las caritas de los niños pequeños en la cabalgata de los Reyes Magos para comprender que la fe hace feliz a la gente.

Dentro de unos meses voy a dar la cara. No tengo pensado poner fotos, ni nada de eso. Pero sí decir que es Yolanda Smith la que está detrás de un blog que los está volviendo locos y los va a volver más.

¿Qué voy a ganar con ello? Nada material, supongo. Si me dieran una columna en un periódico, solucionaría todos mis problemas, pero no va a ocurrir. En esta sociedad que presume de solidaria y hace concentraciones tan cristianas como la del próximo día 30 en Madrid, nadie te echa una mano a otro sitio que no sea al cuello para rematarte.

Me queda el derecho al pataleo, la rabia, el cabreo, el ¿por qué yo no y los otros sí?. Yo no pido nada gratis. Sé que una columna mía en cualquier diario incrementaría sustancialmente el número de lectores. Sólo hay que echarle un vistazo a mi blog de artículos de actualidad en el Qué! Coruña para comprobarlo. Mi primer blog, el más querido, el que titulé con el nombre de la protagonista de una de mis novelas cortas, el que me levantó y me sigue levantando la moral cuando abro el periódico por la mañana y lo encuentro señalado como blog del día o entre los más leídos.

----------------------
----------------------

Se ilumina mi Palacio
con la ilusión del amor
entre una Princesa que ama
y un don Juan sin mucho don.

Un día es Papá Noel,
otro día Mago Rey,
por la mañana contable,
por la tarde un doncel.

¿Quién eres don Juan querido?
¿En qué país has nacido?
Ese Austria de apellido
confunde a los turistas.

Un día eres un joven,
otro día un anciano,
por la mañana ministro,
por la tarde eres vasallo.