NOVEDADES

Wednesday, February 27, 2008

Carta a mis botas viejas

zapatos mujer G78 botin marrón tacon:9cm T.39

Queridas:

¿De verdad sois tan viejas e inservibles como yo os he descrito y ese enamorado de la escritora anónima ha creído? Miraos al espejo de la realidad y contestadme. Decidme que os duelen los tacones, que cojeáis cuando subo sobre vuestros puentes mis poco más de cuarenta kilos de mujer rabiosa. Sabéis, como sabe mi admirador secreto, que estoy paranoica. Yo misma os lo demuestro con mis gritos estridentes. Pero no temáis, en el fondo, muy en el fondo, soy una florecilla silvestre, delicada y enamoradiza.

Si de verdad sois unas botas en el fin de vuestra vida útil, sabed que mi admirador teme que me atreva a ir descalza por las duras calles de La Coruña. Apiadaros de mis pies, botas, y si no os conmuevo yo, tened compasión de ese fan mío que me recomienda no amar a Laura, y no dejéis descalza a su admirada escritora. Mi fan podría acabar más paranoico que yo cuando leyera en este diario que me paseo descalza por el país de las oportunidades.

Yo le voy a hacer caso a mi admirador: no amaré a Lauro (por Laura siento indiferencia) para no sufrir de desamores. Lauro es un hombre que no sabría devolverme tanto amor como yo le regalaría. Es un pijo que no me merece. Mi admirador tiene razón, botas mías.

¿Quién será ese fan que ha salido vestido de anónimo entre mis artículos de política? Lo imagino pensando como un librepensador, buscándome el rastro por Internet, soñando conmigo. Hasta lo imagino intentando fastidiarme los inventos en un ataque de celos al no sentirse amado por mí.

Mi fan tiene celos del Lauro pijo que he inventado, teme que sus aspiraciones a mi mano de reina loca se vean truncadas, sufre porque mis pies están condenados a unas botas viejas, teme que mis ingresos publicitarios no lleguen para financiar mis gastos. ¿No es adorable? Es tan adorable como un Judas. Un traidor siempre merece el beso de la venganza. ¿Qué hará ahora? ¿Pedir la censura para la escritora de sus pesadillas? Blogger seguro que escucha sus súplicas, como también escuchó al que pidió la cabeza del primer Lauro..., del que no me amó porque no se lo permitieron.

Nunca pensé que vosotras, mis botas viejas, acabaríais de protagonistas de una realidad irreal que voy a acabar hasta creyendo yo. ¿Cuánto tiempo me falta para tener tanta fe en lo que cuento como tiene mi fan? ¿Una hora? En una hora mi admirador llegó a la conclusión de que las botas viejas, la escritora, el Lauro que no me ama, la de las crónicas políticas y sabe Dios de cuántos blogs más es la misma persona.

¿Lo felicito? Felicidades. Felicidades por dedicar tu tiempo a joderme.

Saludos

Yolanda Smith



¿Con Mascota por primera vez? - Sé un mejor Amigo
Entra en Yahoo! Respuestas.