NOVEDADES

Tuesday, February 13, 2007

El despertar de Eva

Querido diario:
No creo en los seres humanos, pero sí tuviera que elegir entre mis congéneres, me quedaría con los desconocidos. Me apasiona lo desconocido, en la medida en que me siento cómoda rodeada de gentes anónimas de las que desconozco todo y ellas desconocen todo de mí.
La confianza da asco. Cuando abres la puerta te dan un portazo. Por eso me gusta el siglo de Yolanda. Me encanta un mundo de personas autónomas que se ignoran siguiendo el lema de "vive y deja vivir". A veces creo que ese siglo XXII de mis tardes-noches es un sueño de la escritora Smith, una fantasía irreal que no existe. Me agobia pensarlo. Tiene que haber una ventana por la que entre un soplo de libertad absoluta. Quiero creer que es posible. Sí, yo necesito esa libertad. Yolanda me la ha proporcionado. Esas horas, en las que echo a volar mi imaginación por los folios en blanco, soy libre. Nadie me critica ni me alaba. Nadie me reprocha que ocupo un sitio que no me corresponde. No ocupo ningún sitio. Soy como esas gaviotas que se acercan a mi ventana, y a las que Yolanda recita sus versos: libre cuando escribo, prisionera de mis miedos cuando guardo mis cuartillas y regreso a este siglo, que no siento mío porque no me siente suya.
Adán se ha perdido en el universo
enamorado por las estrellas rojas
olvida nave espacial y horarios
en parking subterráneo de Marte.

Deja propio paraíso en suspenso
prendido de un hilo a la Tierra
oscilando frágil al huracán viento
tormenta tropical ya lo acecha.

Aquella estrella tiene cabellera
melena rubia como la de Eva
¿será ella que no lo espera?
Adán la sigue a paso lento.

Eva en la Tierra no lo espera
mira si está sin buscar ausencia
igual le da presencia ausente
el calendario no marca ausencia.

PREMIOS 20BLOGS