NOVEDADES

Wednesday, January 27, 2016

Beatriz Rodriguez está muy verde como escritora

Cuando éramos ángeles de Beatriz Rodríguez es una novela de poco más de 200 páginas que lees rápido, no por su argumento, sino porque tiene pocas páginas. Su autora intenta mantenernos enganchando hablando de un crimen que se ha cometido hace un montón de años, pero ni siquiera te mete miedo. 

Clara, una joven periodista, vive en un pueblo pequeño en el que se conocen todos. Sólo hay unos mil habitantes y mucha tranquilidad en el día a día. A Clara la vida no le va bien. Aspiraba a ser una gran periodista y se ha quedado en una periodista del montón que se gana la vida dirigiendo un periódico digital local. Nuestra Clara sólo se relaciona con Chabela, la dueña del hostal Las Rosas, donde come y duerme, e intenta olvidar que es viuda. Su marido hace poco que ha muerto. 

Clara bebe por la noche y corre por la mañana, como se sintiera culpable de las borracheras que se mete cuando acaban los días. Lo que no espera es que su existencia dé un vuelco cuando aparece el cadáver de Fran Borrego, uno de los dueños de las fértiles tierras que rodean el pueblo de Fuentegrande. Nuestra periodista empieza a conocer las envidias y tiranteces de un vecindario que hasta el momento era tranquilo. 


Clara empieza a entrevistar a las personas que pueden estar involucradas en el asesinato del cacique local. Es así como los lectores conocemos el pasado de la gente del pueblo, sobre todo de los más jóvenes, gente que está marcada por sus recuerdos de sexo, de amor, de la amistad, de la decepción y de la venganza. 

No os recomiendo Cuando éramos ángeles de Beatriz Rodríguez. Tiene mucho de culebrón. Hay novelas del mismo género mucho mejores, sobre todo las escritas por autores ingleses. Esta Beatriz Rodriguez está muy verde como escritora.