NOVEDADES

Tuesday, March 20, 2007

El despertar de Eva

 Querido diario:
 
 Esta noche soné con una visita desconocida. La puerta de mi habitación se abría. Me agarré a la almohada, asustada ante el invitado que no había invitado. ¿Era un ladrón? Lo descarté. En mi casa no hay nada de valor que atraiga a los atracadores ávidos de riquezas. Quise gritar, pero una cosa es lo que quieres hacer y otra muy distinta lo que puedes ejecutar. Además ¿para qué gritar? Estaba sola. Nadie me iba a salvar del desconocido que abría lentamente la puerta de la habitación. "Pasa y preséntate", le dije. El desconocido no contestó. La puerta de la habitación seguía abriéndose con un ruido de bisagra chirriante. Me incorporé. Un vendaval me despeinó.
 
 Mi visitante nocturno era el aire que se colaba por la ventana que había dejado abierta. Me levanté y la cerré. Fuera sólo había noche y nada. Dentro, empecé a hacer cábalas sobre el desconocido que se había introducido en mis sueños disfrazado de viento invasor. ¿Qué me quería decir Dios?... ¿Qué voy a regresar del siglo XXII a un siglo XXI con menos espinas? Los sueños sueños son. Lo decía Calderón. Yo lo he comprobado muchas veces.
 
----------------------------
----------------------------
 
¿Te vistes de monje de clausura?
No penes por pecado de manzana
mira cuantas lucen los manzanos
disfruta, Adán mío, sin nostalgias.

Adán se tapa con hojas de parra
enfundado en pieles de jirafa
un traje rayado mal anudado
flojea en su cuerpecillo delgado.

¿Es mi camisón de antaño?
Has perdido el salto de cama
abrazas mi rastro en tela de raso
soñando conmigo en noche larga.

Adán duerme sueños despierto
imagina que lo despierta Eva
silbándole una canción francesa
le tararea algún verso suelto.
 



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com