VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Friday, July 11, 2008

Soñándote

Querido diario:
 
Mi lucha es un enfrentamiento con todos y con todo, una derrota constante sabiendo que tengo alguna razón o quizá la tenga toda, pero siempre me hacen fracasar los que se acercan y los que se alejan de mí.
 
No soy nada. Sola y solitaria habito mis días. ¿Hasta cuándo? Hasta siempre. Porque esto seguirá así excepto si lograra el éxito. Entonces, todo cambiaría. Regresarían todos: los que se fueron y los que no se han ido, pero no están. Volverían como las golondrinas por el verano, como las abejas que se acercan a la flor cuando es flor, como los buitres que sonríen con sus picos disfrazados de bondad antes de pegarte el picotazo definitivo. Volverían para hundirme de nuevo mientras se aprovechan de la amiga que queda bien cuando le sonríe la vida y nos sobra cuando la vida le muestra los dientes.
 
Ya nadie me puede engañar. Estoy de vuelta de todo. No creo en nada. Desconfío de todos. Mi meta sólo es una, la única cosa que amo y no tengo en cantidad suficiente: dinero. Y no me importa de donde salga. Ya no. Sólo me importa abrir la cartera y encontrarla llena de billetes.
 
 
$$$$$$$$$
 
Soñarte tal como te describes
es volverme mística a las doce,
beber el café de un solo trago,
tirar los azucarillos al de enfrente,
soltar un taco cuando el jefe
se acerca con cara de filibustero.
 
Soñarte es perder hoy el oresmus
y mañana encontrarme en un convento.
 
Soñarte es acercarse a la locura
con sólo respirarte en un verso
inspirado al leer tu último cuento.
 
Soñarte es vivir en la altura
de un piso de la calle Mala Suerte.
 
Soñarte es asomarse a la terraza
tirando el sombrero y la cabeza.
 



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.