NOVEDADES

Tuesday, July 01, 2008

Amando en verso

Querido diario:
 
Hace tiempo que no me paso por aquí y motivos tengo para no hacerlo. Motivos que no cuento porque pertenecen a mi dura vida privada. ¡Qué asco de vida! ¡Qué asco! Soy víctima de una conjura de necios que ya quisiera para si Ignatius Really. Todos contra mí y yo incapaz de defenderme, derrotada, al borde de mi desesperación.
 
Es un agobio tener todas las puertas cerradas. Te sientes como un gato perseguido por una jauría de perros; no tienes donde esconderte, donde ocultar tus miserias, donde depositar tus grandezas. Careces de un sitio al que huir para olvidarte de todos y pensar que se olvidan de ti, sabiendo que te tienen presente para sus venganzas, para seguir buscando la forma de machacarte desde la distancia.
 
Mi vida es un asco. Mucha gente piensa que los creadores somos gente feliz. ¡Qué equivocados están! La mejor literatura, la mejor pintura, la mejor música, la mejor escultura, el mejor cine salen de la desesperación. Yo jamás escribiría si llevara una existencia satisfactoria. Jamás. Escribo para huir, para soñar una historia que no es la mía, para ponerme en la piel de un personaje más triste o más alegre que yo, para borrar mi nombre real con un nombre ficticio libre de árboles genealógicos. Escribo para sentirme libre durante unos minutos. Escribo para aferrarme a la última tabla de salvación de mi naufragio vital, al último suspiro, al último aliento, al último latido de un corazón que ya no sé si tengo o si lo he perdido en este camino de sufrimientos.
 
No, no hay alegrías en mi vida. Ni las espero. Todas las puertas están cerradas. Es verme y decirme "vete". Y me lo dicen todos. Los odio. Odio a este país. Odio a esta ciudad. Odio a todos los que me rodean.
 
$$$$$$$$$$
 
 
Vendrá el fin, lo sé,
cuando caduque el beso
y muera la caricia
un día aún sin fecha.
 
Será tras la tormenta
de gritos como truenos,
miradas como rayos,
palabras más eléctricas.
 
Empiezo a sentirlo
al verte con los gestos
de hombre con maleta.
 
Empiezo a sentirme
mujer desanillándome
de un vivo que me deja.



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.