NOVEDADES

Saturday, February 04, 2017

Mis lecturas para dormir cuando no tengo sueño

1


Si quieres asustarte un poco con el mundo que viene, debes leer La imparable marcha de los robots de Andrés Ortega, un libro que va de ensayo, pero que se queda en un conjunto de ocurrencias del autor. 

Nos cuenta este buen hombre en su libro como en Japón un programa da conversación y la gente se enamora de la voz que habla. Nada nuevo bajo el sol. La gente siempre se enamoró de los periodistas de la radio, por ejemplo, por su voz. Seguro que esos japoneses enamorados se desenamoran si le ponen cara a la voz que los hace soñar con el amor. 

Andrés Ortega nos asusta diciendo que se va a producir una destrucción de empleo por culpa de los robots. Van a destruir más empleo del que van a crear. En Estados Unidos, predice, pueden desaparecer más del 47% de los empleos. No creo que ocurra tal cosa ahora que Donald Trump está cerrando las fronteras para que no les roben el trabajo a los autóctonos. 

El autor de La imparable marcha de los robots se replantea reaccionar ante una jornada laboral de 15 horas a la semana, cosa que ya decía Keynes. Va a haber un 20% de gente que gane mucho dinero y un 80% que gane poco. Igual que ahora. Los ricos son pocos y los pobres nos multiplicamos como los conejos. 

No os recomiendo este libro. Es totalmente pesimista. Si eres depresiva, lo lees y necesitas tomar algo que te levante la moral. Yo me comí casi una tableta de chocolate entera para venirme arriba. Estaba por los suelos pensando que los robots me iban a quitar el trabajo. Lo único que me consolaba algo era pensar que esos robots iban a cotizar a la Seguridad Social por mí y por los demás desempleados. Andrés Ortega sabe asustar. En eso hay que darle un diez. A la hora de escribir libros está un poco verde. Hacia la mitad del libro, además de asustar, te duermes. Es, pues, un libro perfecto para conciliar un sueño con pesadillas.




2


El líder ante el espejo es un libro de autoayuda para emprendedores y personas que quieran y busquen la prosperidad económica. No es un libro nada novedoso. Después de haberlo leído me quedé con la sensación de haber leído algo que ya había leído en otros libros similares. No hay nada nuevo bajo el sol y, si lo hay, el señor Antonio Núñez no nos lo ofrece en este libro. 

El líder, nos dice, no tiene miedo al cambio, sabe gestionar el cambio. Es la conclusión a la que llega tras haber entrevistado a presidentes de grandes compañías. Le dijeron estos grandes hombres que la visión estratégica era la característica más importante de un líder. 

Un líder es una persona que alinea a toda la organización hacia un objeto compartido. Tiene capacidad de motivar, de ilusionar. Pese a ser tan fuera de serie, no siempre consigue el líder las mejores recompensas económicas. Puede ser que tampoco le interesen. Una promoción en la empresa, por ejemplo, puede ser mejor recibida por un líder que un buen pago monetario. 

Hoy en día las empresas están demandando personas con valores, personas ejemplares. Antonio Núñez apuesta por una empresa feliz, con un líder equilibrado entre la orientación a resultados y la preocupación por darles ilusión a sus empleados. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar este libro. No está mal para leer cuando no tienes nada mejor a mano y necesitas motivación. Piensas que puedes ser un líder y te vienes arriba. Yo me reconocí en un líder porque soy una persona que no tengo miedo a los cambios. Desde que leí "¿Quién se ha llevado mi queso?" me he apuntado a todos los cambios. Debo ser una lideresa total. Lo malo es que ser tan líder no me hace muy feliz. Son más felices las personas que no tienen ambiciones. 

Eso sí, que nadie piense que va a triunfar por leer El líder ante el espejo. En el triunfo tiene mucho que ver la suerte, algo que este libro no contempla. La gente con buena suerte siempre triunfa, sea un líder como el líder de Antonio Núñez o no lo sea.


---------------------

http://artigoo.com/vender-frio


artigoo.com
¿Sólo encuentras trabajos de comercial? ¿Y por qué no aceptas uno de esos empleos? ¿No te atreves a vender puerta a puerta? No es fácil, pero tú puedes h