VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Wednesday, September 09, 2015

Mis últimas lecturas

1

Un mundo feliz de Aldous Huxleys una famosa novela que leí varias veces llegando siempre a la conclusión de que la felicidad puede ser infeliz. 

Un mundo feliz empieza describiendo una sociedad futurista incómodamente estéril y controlada, conocida como "el Estado Mundial". Empieza la novela cuando un grupo de estudiantes visitan la fábrica del "London Hatchery and Conditioning Centre" ["Centro Londinense de Crianza y Condicionamiento"]. Su guía es el director, un hombre que les va contando como los seres humanos crecen dentro de las botellas y luego son "condicionados" (es decir, les lavan el cerebro) para que crean unas "verdades" morales buenas para todos. Este condicionamiento, que se conoce también como "hypnopaedia" o "docencia en el sueño" les enseña a los ciudadanos a creer que la sociedad es más importante que el individuo. Los ciudadanos deben ser consumidores y trabajadores. Así la economía sera estable y fuerte. 

Para que el sistema funcione más fácilmente, se divide a los seres humanos en varias castas: los Alfa, los Beta, los Gamma, los Delta y los Épsilon. Los Alfa son seres inteligentes, altos y musculares; los Épsilon son bajos, tontos y feos. Esta gente cree que el mejor modo para subyugar a los que no son Alfas es darles substancias peligrosas mientras todavía están en la probeta del laboratorio. En este caso utilizan alcohol y se les priva del oxígeno tan necesario para cualquier vida humana. También, las castas bajas se crían en tandas, de modo que 100 Épsilon son copias exactas porque se han hecho a la vez. 

¿Quienes trabajan en el vivero? Lenina Crowne y Henry Foster. Lenina es guapa y Henry se acuesta con ella, pero el amor no hace falta en esta sociedad. Todos se acuestan con todos. 

Los niños juegan a juegos como "cazar la cremallera". También, las orgías son eventos bi-semanales requeridos en este mundo tan perfecto. 

Un mundo feliz no es una novela fácil de leer. Yo la dejé un montón de veces hasta que conseguí acabarla. No me gustó. Me pareció muy tostón y poco creíble. Por eso no os la recomiendo.

-------------------------------------


2


Paraíso en la otra esquina de Mario Vargas Llosa es una novela que nos cuenta las peripecias de Flora Tristán, una mujer de origen peruano y francés que ha luchado desde siempre contra las injusticias sociales y se ha posicionado a favor de los derechos de los obreros. 

Flora no es aceptada por los suyos. Se da cuenta cuando viaja a Perú buscando sus antepasados. Regresa a Francia, donde había dejado a su marido y a sus hijas. En Francia no le van mejor las cosas. La burguesía francesa no la acaba de aceptar como una de ellos. Ahora tendrá que recobrar la estima de sus hijas. No le perdonan haberlas dejado abandonadas. ¿Abandonadas? Sí, así lo entienden. Estamos en la Francia del siglo XIX. 

La novela tiene bastante de culebrón. Cuando llegas a las peripecias de las hijas, te encuentras a una casada con Paul Gauguin, famoso pintor post impresionista, que pinta paisajes y mujeres de Tahiti. Casi nada. Es este yerno el que el autor convierte en una vida paralela de la suegra. Paul también tiene antepasados en Perú, desde donde ha llegado a Francia siendo niño. También es, igual que su suegra, una persona que se preocupa por los derechos de los más pobres. 

No estamos ante una novela fácil de leer. Yo la dejé varias veces aparcada en la mesilla de noche. Me aburría tanto culebrón familiar. Sus 440 páginas se me hicieron largas. 

Por eso no os la recomiendo ni os la dejo de recomendar. Esta novela que don Mario publicó el año 2003 no es lo mejor que ha escrito.