VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Saturday, November 15, 2008

Amando en verso

Querido diario:
 
Siempre que escribo en este blog coincide que estoy sin conexión a Internet gratuita, lo cual me fastidia bastante el negocio. Ponerle un coste a lo mío, es tanto como echar el cierre a la viabilidad del tenderete. Nadie me regala nada. En este país se lleva ayudar a los del Tercer Mundo, siempre que estén en sus lejanos países y se nos acerquen en alguna guerra o hambruna que se hace hueco en el telediario. De las necesidades de aquí nadie se preocupa; son tabú. ¿Cómo te atreves a decir que eres pobre? ¡Por Dios! Somos un país del Primer Mundo, vamos a Nueva York a hablar de la refundación del capitalismo, les damos dinero a los banqueros, tenemos un Estado del Bienestar que a alguien debe ayudar porque haberlo haylo.
 
Sandeces. La única verdad es que la pobreza es un delito. Si no tienes una Wii Nintendo en casa, una tele de plasma, el último grito en lavadoras, un ordenador recién salido de fábrica, una conexión a Internet, un móvil de esos que  se utilizan para fotografiar las miserias humanas, un coche que mole,... no eres nadie. Y se me olvidan la calefacción, el aire acondicionado, el lavavajillas y otros electrodomésticos varios, ropa de marca,...
 
Yo no aspiro a nada de eso. Ya no. Ni siquiera a tener una vida como la que disfrutan los que me señalan con el dedo. He aceptado mi nada.
 
$$$$$$$$$
 
Allí estaba yo desesperada
y allí llegó él sin desesperación;
yo era una Eva desterrada,
él prometió ser mi salvador.

Y yo le creí,
¡ay, tonta de mí!
Por creer hoy lloro
un adiós sin fin.

Durante dos meses vivimos de miel,
el tercero trajo un plato de hiel,
rompimos vajillas tirando los trozos
desde la ventana a la puerta del otro.

Y yo no creía
que aquello era el fin;
rezaba y rezaba
por el porvenir.

Pasaban los meses, llegaron las uvas
y aún estábamos atados al odio
como dos amantes de la prehistoria.

Y yo colocaba
su foto en el fondo
de una agenda
recién estrenada.
soñando el retorno.