VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Friday, June 02, 2017

Mis lecturas de verano


1


Azul marino, última novela de la serie policíaca de Rosa Ribas y Sabine Hofmann, no es una novela que me haya apasionado como el resto de entregas. Empieza contándonos que un marinero aparece muerto en el barrio chino.

La periodista Ana Martí investiga el caso, es un personaje complejo que aparece en otras novelas de esta autora. Nos la presenta como una mujer luchadora en su profesión, en su vida. Es una mujer de los años 50 que quiere ser periodista como su padre y su abuelo, en un mundo de mujeres amas de casa.

Me pareció una novela muy melancólica, mucho más que las otras entregas de esta saga. El inspector Castro vuelve a aparecer. Rosa Ribas echa mano de lo conocido para contentar a sus lectores. Esto es una equivocación. Te cansas de los mismos personajes repetidos hasta el aburrimiento.

Azul marino es una novela muy política: no se pueden dar malas noticias, estamos en mano de enfermos mentales con manía persecutoria, es decir, de políticos y funcionarios aspirantes a políticos que enseguida te hacen un roto donde no hay descosido.

Rosa Ribas nos habla en esta novela suya de los americanos, de su llegada a la España franquista. La autora pone su opinión en la boca de la periodista. Vemos la censura, el intento de manipular a los medios de comunicación pro parte de los altos cargos del régimen franquista.

No os recomiendo ni os dejo de recomendar esta novela. A mí no me ha convencido Azul Marino. Me desespera Ana, una periodista resignada a la censura. Hubiera preferido una protagonista más valiente. Esta trilogía está escrita a cuatro manos. Pensaron la historia juntas. Rosa Ribas la escribe y su amiga la edita. No hay nada mejor que hacerlo entre amigas: todo queda en casa, casi como cuando trabajas en familia. Así no tienes que temer que no te editen la novela que estás escribiendo.




2


El espía del Rey es una novela de José Carlos Poyato que tiene como protagonista a un espía educado, ilustrado y con ideas avanzadas en el siglo XVIII que le tocó vivir. Por eso Jorge Juan, así se llama el hombre, tiene más éxito en el extranjero que en España.

A Jorge Juan le encargan espiar a los ingleses para mejorar los barcos españoles. Se trataba de mirar y contar para copiar modelitos como si copiaran modelitos de tela para señoras apasionadas por la moda.

La vida de espía es estupenda para este hombre. Por un lado va a bailes de la alta sociedad londinense y da conferencias. Por otro lado baja a los bajos fondos de los pescadores. En la novela aparecen personajes reales, un hecho histórico y personajes inventados. La documentación es bastante buena.

Lo que echas en falta es un personaje femenino real. El autor crea a Claudia Osorio, una mujer verosímil: ilustrada, ha estudiado en Francia, lee libros de ciencia. Hubo mujeres así en la época. José Carlos Poyato une a su protagonista con esta mujer exquisita con la subtrama de la muerte de su padre. En las aguas frías del Sena aparece el cadáver del padre de Claudia.

Ensenada tiene espías en toda Europa. Claudia investiga el asesinato de su padre. Es por ahí por donde se unen las dos historias.

Lamentablemente, el espía del Rey no tuvo mucho éxito para volver a conseguir una flota de arcos de guerra puntera. El Imperio Español quedó en un sueño del pasado. Hacían falta más expías o más copiones o, tal vez, menos corrupción en las altas instancias del Estado.

No os recomiendo mucho esta novela. Tiene mucho de coñazo. Al final casi no sabes si has leído un libro de Historia o una novela. Mucha literatura y poca acción. Le falta agilidad en el relato, más intriga, más emoción. Es una novela sosita.


http://artigoo.com/estudiar-universidad-privada