VIAJES DE ENSUEÑO

LO MÁS BARATO

Sunday, April 16, 2017

No soy un monstruo



Carme Chaparro intenta enganchar a los lectores matándolos de miedo desde el principio de su novela No soy un monstruo. ¿Qué lector no tendría miedo si empieza a leer el secuestro de un niño en un centro comercial? Aunque no seas madre te sientes madre del crío y te echas a temblar. Notas como tu vida se puede convertir en una pesadilla de la que no hay salida por mucha policía que se implique en la resolución del caso. El niño no lo encuentras vivo. 

¿Y quién es el niño? Es Kike, un niño de cuatro años, que desaparece de un centro comercial lleno de gente entusiasmada en las compras en el que estaba con su madre, lo que revive un hecho similar sucedido años atrás. La escritora intenta complicarlo todo todavía más mezclando pasado y presente en las cabecitas de los protagonistas. La inspectora jefa Ana Arén y la periodista Inés Grau investigan el caso. No puede faltar una periodista en la trama porque Carme Chaparro es periodista y nadie mejor que ella para saber lo que siente una colega suya cuando hay que informar de un caso tan duro. 

Lo que no sabe es escribir como una escritora. Leyendo la novela tienes la sensación de estar leyendo una serie de artículos de investigación sobre la desaparición de un niño más o menos mejor hilados. Me pareció una novela escrita a trozos. Leí en una entrevista que la escritora empezó a escribir el final. Así le salió la novela. No convence. Se nota que es la primera novela de una aficionada a escribir rebotada del periodismo.

No os recomiendo esta novela. Está a la altura de todas las novelas galardonadas con el Premio Planeta. Son novelas que sólo tienen de bueno el pastón que se llevan los escritores por el premio. De bueno para ellos, por supuesto. No entiendo como siguen siendo novelas muy vendidas. Debe ser que muchos las compramos para ver a qué le han regalado un premio literario.


http://artigoo.com/ganar-dinero-cosiendo-saber-coser