NOVEDADES

Monday, August 13, 2012

Estoy hasta las narices de cambiar pañales

 
Diario:
 
Nunca me imaginé cuidando a nadie y menos a una persona que necesita desde que le limpies el culo hasta que le hagas la comida y se la pongas al alcance de su mano. Así estoy yo: de esclava y sin que ese maldito Gobierno del PP me dé un euro por hacer el trabajo que tiene que hacer el Estado.
 
Yo no vivo en la selva, vivo en un país. Y lo lógico es que el Estado se haga cargo de los dependientes, sobre todo de los más pobres y no nos tenga a los hijos únicos de rodillas. ¿Hijos únicos he dicho? No, hijas únicas. Los hombres siempre reciben ayudas y compasión de propios y extraños, somos las mujeres las que estamos esclavizadas por la sociedad.
 
Estoy hasta las narices. Sin dinero, sin libertad, sometida al cambio de pañal, a las medicinas a dar a tal o cual hora y a las comidas que quiere comer o quiere tirarme para debajo de la cama. Ayer mismo, cuando barrí la habitación, saqué de debajo de la cama lo que no había querido comer. Casi me da un ataque de asco. Esta es la vida de una pobre mujer en la España de Rajoy. Ese ladrón de pobres nos hunde en la miseria a los más humildes y eleva a la felicidad a los ricos; a los suyos.
 
 
Yolanda Smith
http://poesiassolidarias.blogspot.com/